Archivo de la etiqueta: Reino

2.1 La esperanza se torna en realidad

amanecer 2Hay una realidad en el futuro.

Es una realidad tan concreta como el presente.

Porque es una realidad anticipada por el Dios eterno que no está sujeto al tiempo, por el constructor del universo, el que tiene todo el Poder en sus manos.

De esa realidad participamos cuando accedemos a su presencia.

Por eso se refiere a nosotros: como aquellos que gustamos los poderes del siglo venidero.

Hebreos 6:4-5 Los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero.

 Es el Reino de Dios.

Que como dice el Padrenuestro es donde se hace la voluntad del Padre.

Ese Reino, es el que se acerca a la tierra y nosotros somos ese vehículo.

Es el mensaje de Jesús.

Un camino se ha abierto, una puerta se ha abierto.

Una puerta entre la eternidad y lo temporal, una puerta entre lo celestial y lo terrenal

El Reino de los cielo se acerca.

El Reino de los cielos se hace presente.

 Es el cielo en la tierra.

Por eso se nos enseña a orar: ¡que venga tu Reino!

Que se haga tu voluntad en la tierra, así como se hace en el cielo.

 El Reino de Dios avanza.

A través de los tiempos y a través de las regiones

Que la palabra corra.

Cada congregación, cada grupo de discípulos es un avance del Reino

Es una avance del cielo

Es un retroceso de las tinieblas.

 Cada pedazo de Reino es un pedazo de cielos, es un lugar donde la esperanza se hace realidad.

Es un lugar donde se hace la voluntad de Dios en la tierra.

Es un lugar donde gustamos los poderes del siglo venidero.

No hay enfermedad, ni angustia.

 Apocalipsis 21:3-4 He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

 desilusión novia: un blog para creyentes desilusionados con la iglesia. Juan Manuel Montané

Anuncios