Archivo de la etiqueta: celestial

4.1 El último acto del obrar de Dios.

avivamiento

 

Uno de los temas esenciales tratados en el blog de origen: El mensaje esencial de Dios. Ver más.

 

Basado en: El Último Avivamiento (The Last Revival) – David Wilkerson

 ¿Qué hay por delante para la iglesia de Jesucristo?

Esta es una pregunta de gran preocupación para creyentes de todo el mundo.

Mientras eventos catastróficos toman lugar por todo el globo, muchos están preguntándose; “¿El Espíritu Santo reanimará la iglesia antes del regreso de Jesús?

¿El cuerpo de Cristo dejará el mundo con un quejido o con un grito de victoria?”

 Isaías dijo que habría un gran despertar mundial justo antes del regreso de Cristo.

 Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; tu descendencia heredará naciones y habitará las ciudades asoladas. Isaías 54:3

 Isaías se refiere a esta profecía como una promesa de parte de Dios, una palabra jurada desde el cielo.

 En estos últimos días, el ojo del Señor no se fija sobre poderes mundiales sino sobre la iglesia de Jesucristo.

 Dios no está enfocado en la economía, el alza en religiones mundiales, o el rugir de los impíos. Las naciones todas están bajo el gobierno de Dios y bajo su reinado soberano.

He aquí que las naciones son para él como la gota de agua que cae del cubo.  Isaías 40:15

 Su Palabra advierte que los impíos rugirán:

Se levantarán los reyes de la tierra, y príncipes conspirarán contra Jehová y contra su ungido, diciendo: Rompamos sus ligaduras y echemos de nosotros sus cuerdas.  Salmo 2:2-3

En resumen, las naciones se proponen romper con todo estorbo moral, todas las señales morales del pasado.

No importe cuan desesperante se vean las cosas todo permanece bajo el control total de Dios.

Y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Mateo 16:18

Nada de las entrañas del infierno puede esperar destruir la iglesia de Cristo.

Su ojo siempre esta sobre su pueblo, y advierte a Satanás y sus huestes:

No toques la niña de mi ojo. Si alguno conspirare contra ti, lo hará sin mí; el que contra ti conspirare, delante de ti caerá. Isaías 54:15

¿Puedes ver lo que Dios esta diciendo aquí?

Los enemigos salidos del infierno se unirán contra tuya y en contra de la iglesia, pero Satanás no tendrá éxito.

 No tendrá impacto alguno sobre el plan de últimos días de Dios para su pueblo.

 ¡Gloria al Señor, Su iglesia por mas imperfecta y débil que sea no puede ser destruida!

Anuncios

2.2 La tensión entre la luz y las tinieblas

LA REALIDAD CELESTIAL Y LA REALIDAD TERRENAL

LA ESPERANZA Y LA DESILUSIÓN

Las tinieblas llenaban la tierra.

La rebelión del hombre provocó el desorden del universo.

Las tinieblas son ausencia de luz.

Las tinieblas espirituales son la ausencia de Dios.

Esa ausencia de Dios deja ese espacio para la acción de las huestes espirituales de maldad.

Establece el gobierno de las tinieblas.

 Es un Reino establecido en la tierra por decisión del hombre.

Como Reino, tiene su Rey, su territorio y su plan de conquista.

Su primer estrategia es mantener el control de lo que tiene.

Para ello se mantiene agazapado, escondido en la ignorancia espiritual.

Su primer y más perfecta mentira es que no existe.

Su segunda estrategia es dividir y contaminar el Reino de la luz.

El Reino de los cielos sufre violencia y los violentos la arrebatan,

Extraño pasaje para algunos, no?

Es una violencia espiritual contra el control de las tinieblas.

Es una guerra con armas espirituales: el amor, la renuncia, la fe y la paz.

 luz 2Y vino la luz.

Dios es luz y alumbra los cielos con su gloria resplandeciente.

Esa luz que habitaba la eternidad se hizo carne.

Jesús abrió la puerta y abrió un camino.

Lo eterno se hace temporal, lo celestial terrenal.

Y los discípulos pueden decir vimos gran luz, llena de gracia y de verdad.

Esa luz, esa vida poderosa hace morada en nosotros.

La herida de nuestro corazón deja alojar lo eterno.

 Esa luz combate con las tinieblas

Satanás es despojado de sus moradas celestiales.

Jesús explica que lo vieron caer.

Y ahora recorre la tierra buscando a quien devorar.

Su alimento es el polvo.

Estamos en una lucha espiritual, cuerpo a cuerpo, en realidad mente a mente, espíritu a espíritu.

El campo de batalla es la mente de los creyentes.

Al ser debilitados, atacados y condenados, se debilita el avance del Reino de Dios.

El gran problema fue y es:

Esa luz es poderosa, transforma vida, fortalece al débil, sana al enfermo., etc.

Esa luz vino a hacer morada en los hombres.

Esa vida llena de poder se hace inoperante cuando a los que vino, los que la deben recibir y manifestar aman más las tinieblas que la luz.

No vaya a ser que la luz que hay en nosotros se vuelva tinieblas.

 Las consecuencias de este combate.

La realidad cotidiana es una realidad de tinieblas con destellos de luz, o de luminosidad con destellos de tinieblas.

Lo eterno entremezclado con lo terreno.

El Espíritu conviviendo con la fragilidad de nuestra carnalidad.

La esperanza abriédose paso en la desilusión.