Archivo de la categoría: Uncategorized

ESQUEMA DEL BLOG: DESILUSIONADOS CON LA NOVIA

1 – UNA  REVELACION DE LA NOVIA 

       (adaptación de: “Divino Romance” – Gene Edwards)

En la creación: Eva

La que sube del desierto: Israel

La novia del Cordero.

Las bodas del Cordero

2 – EL REINO SUFRE VIOLENCIA 

La esperanza se hace realidad (el cielo en la tierra)

Descubriendo la operación de las tinieblas en la iglesia

La debilidad de la novia, hoy                                                       

Las manchas y arrugas

3 – RAZONES PARA ESTAR DESILUSIONADO

La desilusión de los ideales

     (extracto de: “Vida en Comunidad” – Dietrich Bonhoeffer )

Desilusionados con la iglesia.

Razones para estar desilusionados

Enojados con la iglesia, enojados con Dios

Decepcionados de la iglesia: ¿creyentes que no se congregan?

La aflicción de Dios por los apartados

La belleza de su imperfección                                                        *

4 – ESPERANZA CONTRA ESPERANZA

El último avivamiento

El juicio comienza por la casa de Dios: la remoción de las cosas movibles

Dios sacude la iglesia preparando el ultimo avivamiento

La iglesia manifestará la gloria de Dios.

Esperanza para los desilusionados.                                                       

5 – SANANDO LA DESILUSION EN LA IGLESIA

Embellecer a la novia                                                            

Integrando al desilusionado.                                                                    

Anuncios

1.4 Las bodas del Cordero

Hay una escena muy distante, en el postrer momento de la eternidad.

Una puerta se abre en los cielos.

Una luz comienza a descender: esa luz es una ciudad: la nueva Jerusalén.

En ella la multitud de los redimidos ofrece jubilosa alabanza al Señor y Salvador

El cual está resplandeciente en el centro de todo.

Esa alabanza llena la bóveda de ese nuevo cielo y esa nueva tierra,

El resplandor aumenta y llega a ser uno solo, esa luz se convierte una figura.

De pie delante del él está la desposada del Cordero.

Vestida de pureza y santidad.

Irradia una majestad, una grandeza y una exaltada hermosura .

De repente aparece una gloria aún mayor.

Es el Rey.

La gloria del resplandor de Dios sumerge y consume todo lo demás

Surge un grito de júbilo desde su interior.

Nunca más Solo

El ha venido a ser otra vez el Todo.

No, El ha llegado a ser el Todo en Todo.