3.7 Apartados de la iglesia, ¿apartados de Dios?


Dios y el hombreHemos hablado de diferentes situaciones por la que alguien se aparta de la iglesia.

 Algunos están apartados por sus propios pecados.

Estos no sólo le han vuelto la espalda a la iglesia le han vuelto la espalda a Dios.

 

La carga principal de este blog, es por aquellos que han dejado la iglesia por desilusión.

Especialmente cuando está desilusión fue causada por situaciones reales.

En este caso se puede entender un distanciamiento de la iglesia.

Un distanciamiento terapeútico.

Sanar las heridas bien aferrado al Señor.

 El problema con el que me encuentro a menudo en estos casos, es que este distanciamiento se torna un enfriamiento de la fe que termina por afectar la relación con Dios.

Y cada vez cuesta más volver.

Y más en cuanto mayor ha sido el involucramiento en la obra del Señor.

 Nos encontramos también con aquellos que simpatizan pero no tienen un compromiso.

Algunas veces participan de diferentes tipos de encuentros espirituales.

 Al respecto, tenemos que considerar la importancia que para Dios tiene la comunión (común – unión) de aquellos que le aman.

Es una común-unión compleja, como es la complejidad del ser humano y sus relaciones.

Pero es una común-unión que es indispensable para crecer en el conocimiento de Dios.

 El pecado se desarrolla en tres dirección: hacia Dios, hacia mí mismo y hacia mi prójimo. Se desarrolla hacia mi prójimo volviéndome individualista, aislándome del otro, usándole y oprimiéndole.

 Así también, la redención que Cristo efectúa en nosotros tiene estas tres direcciones.

No sólo es cuestión de restaurar mi relación con Dios y conmigo mismo, también hay una redención en las relaciones, aprendiéndo a perdonar, a reconciliarme, a unirme al otro a pesar de lo complicado que esto pueda resultar

 No es posible una vivencia espiritual sin común-unión.

 Efesios 4:15-16 Siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

Anuncios

5 pensamientos en “3.7 Apartados de la iglesia, ¿apartados de Dios?

  1. juanc

    muy bueno tu blog, yo soy uno de los que se apartaron y que estube trabajando mucho en la iglesia, siento que se me hace muy dificil volver.
    Hubo hermanos que me parecia que me condenaban nomas con sus comentarios hubo que hasta me dijo que no era un hombre por tomar la decision espero que no les pase esto a aquellos que no tienen un poco de caracter para poder entender y soportar a estas personas, ya que entre que por dentro me desgarro por lo que me aparte recibir mensajes de condenacion en ves de buscar a la oveja perdida.
    Ojo no responsabilizo a nadie por la decision que tome de no ir a la iglesia es pura y esclusivamente mia y por los motivos que me llevaron a alejarme del Señor se que es mi reponsabilidad.
    muchas bendiciones

    Responder
    1. Adriana infante

      El reconocer ya es un paso vamos por mas. El señor tiene un banquete prepardo para vos. Y conoce tu corazon y tus anhelos de volver. Vamos demosle la victoria al señor y no al diablo porq eso es lo que haces si te apartas del señor. Te bendigo tu decision para que sea la que Dios espera de vos

      Responder
  2. Ezequiel

    Creo que es un tema importante y muy amplio en factores para abarcar en una nota que entiendo es una forma de disparar y hacer reflexionar al lector y porque no a la iglesia.
    Entiendo comenzando por el título es solo en forma de agregar y continuar con el tema propuesto, como dice el título “Desilusionados con la novia”, desilusión es el efecto de cuando el objeto de mi ilusión tal vez tomo la forma de realidad y dejo de ser ilusión, ahora me pongo a pensar y digo en forma de pregunta, ¿cuál fue la ilusión dirigida o transferida a la congregación? Es muy posible que muchos hemos pasado por un periodo de desilusión o descontento en nuestras congregaciones, y es posible que hayamos volcado un peso de perfeccionismo hacia los pastores, líderes y hermanos de la congregación ya que son parte de la familia de Dios y Dios es perfecto por lo cual no esperamos otra cosa que la perfección de estos que están a nuestro alrededor, los cuales no dejan de ser personas como nosotros, con la misma capacidad de errar y de acertar en la verdad.
    Pienso que es posible que nuestra relación no esté concentrada y afirmada en la relación con Cristo y su Espíritu, sino con los hermanos de la iglesia, las cuales tienen sus factores y son muchas veces inestables, por otro lado seguramente no logramos ver la paja de nuestro propio ojo y descargamos tal vez el dolor de muchas malas experiencias que aún siguen guardadas en nuestros corazones y las descargamos contra los líderes de las congregaciones porque son figura de autoridad, y no logramos procesar lo que nos pasa y transferimos la absoluta responsabilidad hacia los demás sin ver y sanar lo que está en nosotros siendo un obstáculo en la relación con el Padre, ya que cualquier error y/o equivocación de cualquier persona dentro o fuer a la congregación no es motivo para alejarnos de él, sino que l transformamos en escusa para hacer lo que de alguna manera estaba en nuestra mente dando vueltas en silencio desde hace tiempo pero en definitiva sale a la luz en algún episodio de la vida.
    Amarnos unos a otros, ser paciente unos con otros, mirar nuestros propios errores y corregirlos, para luego ayudar, y digo ayudar no obligar, al prójimo a solucionar los suyos, tener gracia como la que Cristo tuvo con migo, así con el otro, comprender al que está a nuestro lado, y el conocer porque le pasa lo que le pasa. Son algunas actitudes prácticas que nos ayudarían a resolver estas cuestiones.
    También es fácil encontrar personas que en su forma de pensar generalizan las experiencias vividas en una congregación, haciendo así a todas las congregaciones iguales en sus formas y relaciones.
    También veo que existen muchas personas que han entregado sus vidas al servicio y no han sido debidamente reconocidas y han llegado al punto del agotamiento y en frustración terminan apartándose de la presencia y relación con Dios, peor esto ha sido solo un detonador de lo que esta persona vivía en su interior, ya que ha esperado reconocimiento, su enfoque por algún motivo estaba puesto en el recibir y ser reconocido entonces no encuentra ya más sentido al servicio que debiera ser hacia a Dios y desde allí hacia las personas en amor, es decir, como producto del amor y no del esperar recibir algo a cambio, y entonces cansados, agotados, deprimidos y con un sentimiento de no servir para nada se terminan enojando con Dios y con los hermanos.
    Bueno me parece una nota para seguir sacándole el jugo.
    Dios te bendiga y te siga dando luz en su palabra.

    Responder
  3. Alfredo

    Yo pienso que el miembro que se aparta o se sale del rebaño, primero no tuvo pastor para haserlo bolver, tuvo lider, no pastor, alguien que dirigia como patron o empresario su vida, pero no como pastor de obejas. Entonces ese miembro, nunca le enseñaron a tener conciencia de obeja y ademas fue mal alimentado, solo se preocupaban por sacarle la “lana”. Cuando se encuentre con su verdadero pastor, recien ahí podrá alimentarse y buscar un rebaño donde pueda crecer con conciencia, porque a los que aman a Dios, él los llama y con él no se pierden y él les consigue un cuidador de sus obejas. Tambien creo que la falta de Amor y Misericordia es el causal de que las obejas se salgan del redil.

    Responder
  4. ricardo

    Estoy 100% de acuerdo con lo que escribio ezequiel, creo que cada persona debe empezar a mirar para adentro, yo me trato con psicologos y he comenzado a entender como estaba yo por dentro, como fue mi infancia, y todo lo que arrastro, para mi es bueno ver como soy verdaderamente y tengo que estar agradecido con la iglesia y con los pastores ya que cuando necesite de la religion, de Dios, el estuvo para contenerme, podria criticar pero yo no tengo nada de razon al hacerlo ni con la iglesia ni con nadie, creo en el poder de la oracion y en ella hay sanidad para nuestras vidas y liberacion, pero tambien hay liberacion cuando identificamos nuestros problemas personales y los resolvemos, somos muy complejos como humanos que somos pero necesitamos renovar nuestro entendimiento para vivir y fluir en Dios como todos queremos.

    Por algo la biblia dice que el corazon es engañoso, es decir nuestra propia mente junto con el malvado nos engaña magistralmente.

    Dios nos ama.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s