Posts Tagged manchas

2.3 Las manchas y arrugas

El escándalo de la debilidad de la iglesia.

En el Capítulo 1 vimos la perfección del plan de Dios.

Formar un pueblo, hombres redimidos en un pacto de amor.

Preparar una novia, embellecerla con nuestras actitudes.

 Es plan viene avanzando y atravesando el tiempo hasta alcanzar la eternidad.

Ese plan ha tenido un desarrollo progresivo en el plano temporal.

Es una corriente, es un flujo de virtud, es un Reino que avanza.

 En el capítulo 2 vemos que ese Reino sufre violencia.

Sufre oposición.

Hay otro Reino, es un Reino de las tinieblas que se opone al Reino de Dios.

Pero la opisición más fuerte al avance de ese Reino está en la debilidad propia.

Es la debilidad inherente de los vehículos de ese Reino.

Nuestra fragilidad, falta de compromiso, indefinicicón, falta de coraje.

 Ese reino avanza y en ese avance sufre violencia y hacen falta valientes

Mateo 11:12 Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre, y los violentos lo arrebatan.

 Mientras tanto.

Mientras ese Reino avanza entre tanta oposición la realidad de la iglesia hoy es un escándalo.

tropiezoEn griego. (σκάνδαλον)

La Biblia habla de ese escándalo y lo troduce tropiezo.

 Mateo 18:7 ¡Ay del mundo por los tropiezos! porque es necesario que vengan tropiezos, pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo!

 Lucas 17:1 Dijo Jesús a sus discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos; mas ¡ay de aquel por quien vienen!

 Romanos 9:32-33 ¿Por qué? Porque iban tras ella no por fe, sino como por obras de la ley, pues tropezaron en la piedra de tropiezo, como está escrito: He aquí pongo en Sion piedra de tropiezo y roca de caída; Y el que creyere en él, no será avergonzado.

 Es un escándolo, es de tropiezo.

Somos parte de algo tan alto y sublime, que avanza lleno de virtud, de gracia y de poder.

Sin embargo, sólo se irradia una pequeña luz envuelta en mucha penumbra.

 Es una novia con vestiduras blancas y resplandecientes pero todavía con el vestido lleno de manchas y arrugas.

El pecado produce manchas que opacan el testimonio.

La falta de compromiso producen esas arrugas.

 HAY RAZONES PARA ESTAR DESILUSIONADO AL VER ESTA REALIDAD

HAY RAZONES PARA ANHELAR UN MAYOR COMPROMISO.

HAY RAZONES PARA TENER HAMBRE DE MAYOR GLORIA.

Dejar un comentario

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.